¿Por qué los gatos son especiales?

Tener una mascota en casa es algo que aporta felicidad y compañía a las personas. Tanto los perros, como los gatos, son los animales domésticos por excelencia. Son capaces de nuestras preocupaciones, además de en poco tiempo convertirse en un miembro más de la familia.

Lo que diferencia a los gatos de los perros es que son animales autónomos. Ellos comen cuando lo necesitan, hacen sus necesidades en su caja y se bañan a sí mismos. El hecho de que sean animales autosuficientes los convierte en el amigo perfecto para elegir como compañero de piso.

Todos los que tenemos gatos sabemos que son animales independientes, pero cariñosos y juguetones. Son animales tranquilos y duermen tanto que muchas veces no sabemos ni dónde están.

Lo que hace que los gatos sean especiales es que son mascotas muy inteligentes y resultan una excelente compañía para personas que disponen de poco tiempo o realizan actividades fuera de casa, lo que resulta incompatible con sacar a pasear a un animal o llevarlo a hacer sus necesidades en el exterior.

gatos-razas-diferentes

Razas de gatos

Existen infinidad de razas diferentes de gatos, pasando de los muy peludos y grandes a los más pequeños y sin pelo. Pero todos presentan características afines de carácter y personalidad.

Persa

El gato persa es uno de los más cotizados en el mundo debido a que su origen es milenario y exótico. Si quieres saber cómo diferenciarlo de otras razas, debes prestar atención a su largo pelaje en dos o tres tonos de colores, a su achatada nariz y a sus ojos grandes y despiertos en colores vivos.

Siamés

Dentro de los siameses encontramos dos grandes razas: siamés thai y el siamés moderno. Ambas razas comparten los tonos de color de la piel, tienen pelo corto y los ojos alargados en color azul o celeste. Destacan por su personalidad simpática y juguetona.

Egipcio

La característica más significa de esta raza es la carencia de pelo y el hocico puntiagudo. Existen diversas razas dentro del grupo de los gatos egipcios, pero todos son bastante tranquilos, aunque muy despiertos y curiosos.

Beneficios de tener un gato

Los gatos son animales de compañía cariñosos y que cuidan de sí mismos. Son como pequeños niños que disfrutan jugando y de recostarse cerca de su dueño. Aun no siendo hiperactivos como otros animales de compañía, son sociables y adaptables.

Tener un gato en casa nos ayuda a relajarnos y a sentirnos mejor. Está científicamente probado que pueden reducir la tensión arterial y que nos ayudan a disminuir el estrés.

Pueden ser una gran compañía para niños y personas mayores, ya que no requieren excesivos cuidados y una persona que, por cualquier razón, no pueda salir de casa, podrá tener una compañía agradable siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *