¿Qué es el fondant?

¿Cumpleaños o fiestas a la vista? Cada vez son más los eventos en los que podemos disfrutar de un dulce y, con el auge del DIY seguro que te apetece hacer una de esas tartas tan increíbles que podemos ver en portales como Pinterest.

Seguramente te habrás preguntado cómo se hacen esas tartas con formas increíbles y la respuesta es clara: fondant. Tanto si ya has oído hablar de este ingrediente como si es la primera vez que lo escuchar, estamos seguros de que quieres saber más sobre lo que es y, sobre todo, acerca de cómo usarlo.

885566276_b4bc64e85c0ecb20

Sobre esta pasta…

El término fondant se utiliza para designar a una pasta azucarada, blanda y flexible que se utiliza para decorar dulces, sobre todo tartas. Esta pasta está hecha, básicamente, de azúcar, agua y sirope de maíz y puede ser teñida con colorantes alimenticios, cortada y amasada para crear las formas más increíbles.

Aunque se puede comprar ya teñida, lo habitual es adquirir esta pasta en blanco para después, teñirla con colores alimenticios y obtener así el color y tono deseado.

Visualmente se parece mucho a la plastilina y, aunque se puede hacer de forma casera, lo más común es comprarlo ya hecho, ya que lleva su tiempo y hoy en día es relativamente fácil de encontrar en grandes superficies y en tiendas especializadas.

 

Puedes usarla para…

Utilizar fondant es relativamente sencillo. De hecho, su textura similar a la plastilina hace que podamos recubrir tartas o hacer figuras increíbles. Eso sí, puede que necesites un poco de práctica para que salga perfecto pero seguro que enseguida te descubres haciendo pasteles increíbles.

A la hora de hacer figuras, sobre todo si son un poco más complicadas, lo más sencillo es utilizar moldes para fondant. Hay moldes con todo tipo de motivos, por lo que sólo tenemos que elegir la temática de nuestra tarta y buscar el molde que nos guste.

A la hora de cubrir una tarta, ¡recuerda contar con una superficie de fondant mayor a la de la tarta!

 

Consejos para utilizar fondant

Por último, vamos a darte una serie de consejos para que las primeras veces que utilices esta pasta no te resulte muy complicado.

– Es muy importante amasar bien el fondant antes de proceder a estirarlo. Esto le da elasticidad y evita que, cuando estemos trabajando con él, se agriete.

– A la hora de amasarlo utiliza siempre rodillos de material antiadherente e impermeable. Por ejemplo, si utilizas uno de madera se te quedará la pasta pegada al rodillo.

– Utiliza manteca vegetal, tanto para hidratar el fondant como en tus manos, para evitar que se quede pegado. Y para la mesa, una mezcla de azúcar glas y maicena.

– Si te sobra fondant puedes guardarlo en la nevera, pero recuerda sacarlo con suficiente antelación porque debe estar a temperatura ambiente.

– Si quieres teñir el fondant no utilices colorante líquido, sino en pasta o gel.

– Para cubrir una tarta, si utilizas algún tipo de crema (de chocolate, dulce de leche o frosting) te servirá de “pegamento”.

– Si después quieres poner alguna decoración más de fondant puede “pegarlo” sencillamente con un poco de agua 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *