¿Qué es el suelo radiante?

A la hora de elegir qué tipo de calefacción vas a proporcionarle a tu hogar para que los inviernos sean más llevaderos y el llegar a casa se convierta en el “momento más calentito del día” es  lógico que pienses que climatización es más saludable y gasta menos energía que te ayude a reducir gastos de la casa, y que sea ecológico para contribuir al cuidado del medio ambiente. ¡Que falta, hace!

suelo-radiante

Aquí te voy a proponer un tipo de climatización que cumple estas características:

Suelo radiante

Es un tipo de calefacción dónde el elemento calefactor va integrado en el suelo, siendo aplicable a cualquier pavimento. El suelo radiante consiste en realizar un circuito de tuberías que van ocupando toda la superficie del suelo a modo de serpentín. Por estas tuberías se hace circular un líquido caliente, previamente calentado en un equipo de generación de calor. El sistema es muy parecido al que se emplea con los radiadores, la única diferencia es que en este caso, las tuberías circulan bajo suelo.

Las ventajas que supone este tipo de climatización son diversas:

Ventajas

– Vivienda sin los molestos radiadores incrustados en las paredes

– Reparto de calor uniforme por toda la casa

– En verano refresca y en invierno calienta

– Ahorro energético ya que este sistema consume menos que los sistemas tradicionales de calefacción. Entre un 20 o 30% respecto a otros medios.

– El bajo grado de humedad conseguido evita la aparición de ácaros y el desarrollo de alergias. Gracias a la ausencia de circulación de aire en la habitación, se reduce significativamente la cantidad de polvo.

– Idóneo para usarlo con energías renovables debido a la baja temperatura requerida, con placas solares va perfecto.

Inconvenientes

Aunque no todo es ventajoso también tiene unos cuántos inconvenientes.

– El coste: el precio del suelo radiante oscila entre 3.000 y 4.000 euros; pero a la larga lo agradecerá ya que ahorrará entre un 3 y un 40 % en las facturas de luz y gas.

– El espesor o grosor del suelo puede ser un problema si contamos con una altura limitada para la estancia.

Alcanzar una temperatura idónea y que llegue a toda la casa puede tardar varias horas. Será conveniente dejarlo programado un tiempo prolongado antes.

La instalación requerirá de un fontanero y un experto aunque puedes hacerte una idea aquí, y algún defecto en la instalación sugerirá levantar el suelo de la vivienda.

A pesar de ello, recomiendo este tipo de climatización que te supondrá un ahorro de energía y sobre todo es un sistema ecológico, que contribuye a cuidar el medio ambiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *