¿Qué es un Jacuzzi?

Los jacuzzis, también conocidos como bañera de hidromasaje, son bañeras con agua temperada, y boquillas que, gracias a un motor, mueven el agua caliente, produciendo burbujas que, en combinación con la temperatura del agua, resultan relajantes.

jacuzzi-que-es

¿Cómo funciona un jacuzzi?

Para entender el funcionamiento de un jacuzzi, debemos aclarar por un lado como circula el agua y por otro como se calienta.

Cómo se calienta el agua

En el interior del mecanismo de la bañera de hidromasaje se encuentra un calentador que permite aumentar la temperatura del agua en función de las necesidades. La temperatura generalmente se puede controlar mediante un termostato.

Cómo se producen las burbujas

Los jacuzzis utilizan una bomba de vacío para coger agua y expulsarlo nuevamente por los chorros colocados en los diferentes puntos de la bañera. Esta bomba de vacío es la encargada de lanzar el agua a los chorros. Las válvulas de estos últimos permiten controlar la presión para acomodarse a los gustos de quien lo esté usando.

Puedes ver una representación gráfica del funcionamiento de un Jacuzzi entrando aquí.

 

Limpieza de la bañera de hidromasaje

La limpieza del jacuzzi es clave no solo para aumentar su tiempo de vida útil, sino para evitar que se convierta en foco de infecciones, algo habitual cuando hablamos de ambientes húmedos.

El agua de un jacuzzi se cambia cada 3-4 meses en función del uso que le hayamos dado. El propio jacuzzi cuenta con un sistema filtrante y utilizan dicloro o bromo para evitar infecciones.

El cuidado del jacuzzi tiene como objetivo, además, mantener en agua en los niveles idóneos de alcalinicidad, dureza y pH.

Además de los consejos ofrecidos por el propio fabricante, ten en cuenta estos otros:

  • Cubre tu spa mientras no lo estás utilizando, espcialmente si este se encuentra a la intemperie. Si no lo has hecho, deberás cambiar el agua para evitar infecciones.
  • Unos filtros en buen estado son claves para el uso de tu jacuzzi. Revisa su estado periódicamente y, si se encuentran en mal estado, remplázalos.
  • Si tienes cualquier duda con el estado del agua de tu bañera, remplázala. Si ha sufrido una fuerte contaminación, de nada servirá añadir productos sanitarios y desinfectantes.
  • Verifica el estado del agua de tu jacuzzi antes de utilizarla.

 

Hidroterapia y jacuzzis

El jacuzzi es un elemento básico para la hidroterapia. Los cambios de temperaturas que conseguimos, por ejemplo, con una simple ducha de agua fría, afectan a la circulación. Las burbujas de agua, aplicadas en determinadas zonas, pueden también aliviar dolores musculares.

Además, los jacuzzis consiguen  crear un ambiente de relajación que puede ser muy beneficioso en casos de estrés y ansiedad.

Muchos jacuzzis incorporan un sistema de iluminación para trabajar también con cromaterapia, o permiten utilizar fragancias para aromaterapia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *