Qué es una auditoria hipotecaria

Más del 80% de las viviendas de España son en propiedad, mientras que el alquiler apenas representa todavía el 15%, pese a que desde que empezara la crisis está en pleno crecimiento. Con todo, seguimos siendo uno de los países del mundo con mayor porcentaje de viviendas en propiedad y si algo tenemos en común millones y millones de españoles es una hipoteca. Sin embargo, la cultura hipotecaria todavía sigue siendo una asignatura pendiente y es que, por lo general, la gran mayoría solo se preocupa de su préstamo hipotecario una vez que aparecen los problemas y desconoce la letra pequeña y todas las cláusulas asociadas a su hipoteca.

document-428331_640

En el pasado esta falta de cultura hipotecaria no parecía suponer ningún problema. No obstante, el panorama actual nos obliga a contemplar el escenario de las hipotecas de una forma diferente. Estar informado sobre la situación de la propia hipoteca, sobre todas y cada una de sus cláusulas y sobre los nuevos derechos que protegen a los hipotecados es más fundamental que nunca, como medida de prevención ante posibles futuros problemas y como herramienta para poder alcanzar unas condiciones más ventajosas al negociar con el banco.

En este sentido, una auditoria hipotecaria es un recurso que nos puede ayudar para conocer todo aquello que concierne a nuestro préstamo hipotecario, para saber si estamos pagando de más al asumir determinadas cláusulas hipotecarias que a día de hoy ya están catalogadas como abusivas, y para poder afrontar con mejores garantías cualquier tipo de problema, en caso de que no podamos cumplir con nuestras obligaciones de pago y tengamos que negociar con el banco o de que nos enfrentemos, por ejemplo, a un procedimiento de ejecución hipotecaria.

¿En qué consiste una auditoría hipotecaria?

Una auditoría hipotecaria consiste en un análisis a fondo y un diagnóstico del préstamo hipotecario, de forma que el hipotecado puede conocer, de una forma clara y detallada, qué cláusulas están asociadas a su hipoteca, cuáles de estas cláusulas son abusivas y está en su derecho de reclamar para proceder a su eliminación y no pagar más de lo que le corresponde, cuáles son las mejores alternativas que tiene a su disposición para renegociar la situación de su préstamo y optar a unas condiciones más justas y, en su caso, cómo afrontar con las mejores garantías la solución de un determinado problema relacionado con el pago de la hipoteca.

Hasta hace relativamente poco tiempo y hasta que las hipotecas se pusieron en el punto de mira por las consecuencias de la crisis y los problemas de miles y miles de personas para poder asumir sus préstamos hipotecarios, la legislación hipotecaria dejaba manga ancha a los bancos, que podían imponer unilateralmente toda una serie de condiciones, caso por ejemplo de unos intereses de demora desorbitados o las polémicas cláusulas suelo, entre otras.

Poco a poco, el marco legislativo y judicial se ha ido adaptando para intentar garantizar una mayor protección a los hipotecados, pero es importante estar al tanto de todas estas novedades que pueden jugar a nuestro favor a la hora de luchar contra posibles abusos.

De esta forma, y ante el desconocimiento general que existe en torno a la letra pequeña de las hipotecas, una auditoría hipotecaria es una herramienta que puede resultar muy útil para poder evitar posibles abusos y conseguir unas condiciones más justas, sin tener que quedarnos simplemente con lo que la propia entidad bancaria nos diga. Los bancos no tienen la última palabra, pero es fundamental estar informado para poder combatir sus argumentos.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *