¿Qué es una maleta de viaje?

Y sobre todo, ¿cómo elegir la adecuada? Esta pregunta se la hacen miles de viajeros cuando tienen que adquirir una maleta para su próximo (o próximos) viaje. Aunque muchos sólo miran el precio, lo cierto es que las diferencias entre unos modelos y otros son muy grandes. Elegir aquellas características que se adapten mejor a tus necesidades será clave para un viaje cómodo y sin sustos.

Hoy en día podemos adquirir nuestro equipaje incluso por internet, con catálogos como las maletas de Maletalia.com, pero, ¿cuáles son las claves para elegir una buena maleta?

luggage-356732_640

Piensa en el tipo de trayecto que realizas

¿Tus viajes son generalmente largos, o de corta estancia? Si se trata de una maleta para vacaciones largas, probablemente necesites una de tamaño mediano o incluso grande.

Por el contrario, si viajas con frecuencia y tus desplazamientos son de pocos días, opta por maletas pequeñas o de cabina, o incluso maletines de viaje si tus desplazamientos son por motivos de trabajo. Este tipo de maletas de viaje agilizan tus desplazamientos, sobre todo en aeropuertos.

 

Medio de transporte

Si viajas en coche, ten en cuenta el tamaño del maletero y la cantidad de bultos que puedes cargar. En caso de viajar en avión, recuerda que cada compañía tiene sus propias restricciones de tamaño y peso, aunque la mayoría de las maletas se adaptan a las medidas más restrictivas para evitar el pago de cargos extras. Si viajas en tren, en la mayoría de países el límite está en tres bultos máximo de equipaje.

 

Maletas rígidas o blandas

Las maletas blandas son más flexibles a la hora de guardar más equipaje, se rallan menos y su peso suele ser menor; por otro lado, las maletas rígidas tienden a proteger mejor el interior, se rallan más pero se rompen menos y son más resistentes al agua.

Elegir uno u otro modelo depende de las preferencias de cada usuario, pero debemos tener en cuenta que existen diferentes materiales con los que poder confeccionar tanto una maleta blanda como rígida, y que la resistencia de ésta cambiará en función de dicho material utilizado.

Entre las maletas blandas destacan las fabricadas en nylon, poliéster o goma eva; entre las maletas rígidas, los materiales más comunes son el policarbonato, el polipropileno, el ABS, tegris o curv (este último, exclusivo de las maletas Samsonite).

 

Maleta de 2 ruedas o de 4 ruedas

Aunque también existen maletas sin ruedas, estas han quedado relegadas a viajes de aventuras, y de tipo mochila, donde la existencia de ruedas no facilitaría el desplazamiento.

Si no es tu caso, y estás pensando en elegir una maleta de dos o de cuatro ruedas, las de cuatro siempre son más cómodas, porque no es necesario arrastrar la maleta, y podemos realizar giros de 360 grados con facilidad. Sin embargo, aunque este aspecto es más importante en las maletas más grandes, porque suelen llevar más equipaje y pesar más, no es tan imprescindible en maletas de cabina, o si nuestros desplazamientos son en coche, donde no tenemos que movernos tanto con la maleta.

 

Tamaño del tirador

El tirador es uno de los aspectos que no suelen tenerse en cuenta, pero un tamaño adaptado a nuestra altura facilitará nuestros desplazamientos. La mayoría de tiradores tienen dos alturas para elegir aquella que nos resulte más cómoda.

Igualmente, una maleta que tenga asas nos facilitará su desplazamiento por escaleras o la subida a los maleteros.

 

Diseño

Desde los colores más sobrios, como el azul marino, el gris o el negro, perfecto para los más serios, hasta colores más atrevidos o incluso diseños con estampados o fotografías. Aquí todo depende de nuestros gustos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *