¿Qué son las manualidades para regalar?

Cuando se trata de hacer un regalo, por suerte, en esta vida hay de todo. Desde el que te  ve y sabe perfectamente qué regalarte al momento, hasta el resto de los mortales que, por lo general, suelen tener dudas en este tema.

A lo largo del año (y de los años) se nos presentan no una, si no varias oportunidades de hacer regalos. Que si el cumpleaños de tu padre o de tu madre, de algún hermano, el aniversario con tu pareja, los regalos de Navidad y de Reyes…

En todas estas ocasiones casi que nos vemos obligados a comprar un regalo y no siempre tenemos ideas para llevar a cabo esta idea. Por este mismo motivo, hoy queremos presentar una opción tan buena como original y que, sin duda, os ayudará a desmarcaros en cuanto a los regalos de los demás: las manualidades para regalos originales.

Las manualidades y su originalidad

¿Por qué escoger hacer una manualidad si puedo ir a una tienda y comprar un regalo para cualquiera? Pues bien, para que te animes cada vez más a regalar manualidades, a continuación hemos hecho una pequeña lista sobre las ventajas de hacer manualidades.

  • Los regalos hechos con nuestras propias manos son lo más original que podremos encontrar en cualquier tienda; nosotros y solo nosotros hemos tenido la idea y la hemos ejecutado.
  • No hay mejor forma para que no se repita un regalo. Si haces alguna manualidad te aseguras de que nadie más hará lo que hayas preparado tú.
  • Acierto asegurado. Cuando conoces bien a la persona a la que le vas a hacer el regalo y haces una manualidad tienes muchas más posibilidades de acertar con el regalo.
  • Personalización. Como conoces bien sus gustos, podrás personalizar cualquier regalo que le hagas en cuanto a sus intereses, incluyendo recuerdos, momentos felices, detalles que sepas que le hacen feliz

¿Qué manualidad regalar?

Lo bueno que tiene regalar una manualidad es que la puedes adaptar a cualquier gusto y presupuesto; además, también dependiendo de tu destreza manual, podrás hacer regalos más o menos difíciles de ejecutar.

A continuación, presentamos algunas ideas para cualquier bolsillo y adaptadas a diferentes niveles de manualidades.

  • Ropa customizada: probablemente la opción más fácil y para la que menos dinero hace falta. Si conocéis los gustos de la persona, podéis comprar cualquier prenda básica (camisetas, pantalones…) y convertirla en una prenda única. Parches, pintura para tela, cortes…
  • Alambre: el alambre es también otro gran aliado, ya que nos permite hacer infinidad de cosas con muy poco presupuesto. Podemos hacer portafotos con distintas formas (una flor, un corazón…) o también objetos decorativos.
  • Fotografías. Las fotografías son un clásico que siempre triunfa. En marcos, formando un collage en un cuadro o en unas cuerdas sujetas por pinzas, cualquier opción quedará genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *