¿Qué es un regulador de presión de combustible?

Un regulador de presión de combustible (IPA) es un dispositivo que está diseñado para mantener la presión en las líneas de combustible de un vehículo consistente. Se encuentra entre la fuente de combustible y el , a lo largo de la línea de combustible, la línea que lleva el combustible al . Este dispositivo es fundamental para el buen funcionamiento de un , como las fluctuaciones en la presión puede causar una variedad de problemas. Para determinar si el regulador de presión de combustible está funcionando correctamente, una prueba puede ser realizada para determinar la presión de combustible, intervalos de presión correcta de combustible varían, dependiendo del vehículo, y que a menudo figuran en el manual del propietario.

Si la presión del combustible es demasiado alta, puede causar un motor para ejecutar ricos. Esto aumenta las emisiones de los vehículos, y puede causar la obstrucción, de carreras, fallando, y una variedad de otros problemas. La baja presión hace que el motor funcione magra, en cuyo caso el motor puede tomar mucho tiempo para comenzar, si se inicia en absoluto, y puede fallar, vacilar, o detener. Ambas circunstancias son altamente indeseables, y el regulador de presión de combustible no les suceda.

Este dispositivo puede detectar la presión en la línea de combustible, y modificar con una solapa que se puede abrir o cerrar para disminuir o aumentar la presión. Si la presión se vuelve extremadamente alta, una válvula abre para permitir el flujo de combustible en una línea que nos lleva de vuelta al tanque de combustible. Un número de cosas pueden influir en la presión del combustible, incluyendo fugas en la línea y problemas con el regulador de presión de combustible.

Si la eficiencia del gas de un coche radicalmente descensos, tiene problemas para pasar pruebas de emisiones, o de su motor está funcionando de forma irregular , puede indicar un problema con el sistema de combustible, y el regulador de presión de combustible es una cosa fácil de probar. Un mecánico por lo general puede probar el dispositivo en pocos minutos, determinar si está funcionando correctamente o no. Si el regulador de presión de combustible es de trabajo, pruebas de diagnóstico adicionales serán necesarios para localizar el problema.

Tener un motor que funciona mal no es sólo una molestia. También aumenta las emisiones de vehículos, lo que es malo para el medio ambiente, y es difícil en el motor. La vida de un motor, se podrán reducir si se ejecuta siempre con la presión de combustible equivocado, lo que potencialmente costosas reparaciones o de un fallo catastrófico en el futuro. Si el motor empieza a correr en bruto, es el momento para hacer una cita con un mecánico, o para echar un vistazo bajo el capó, para la mecánica de estabilidad.

Deja un comentario