¿Qué debo hacer si no me gusta un tatuaje?

Lo primero que debe hacer si no te gusta un tatuaje es evitar la desesperación. Hay algunas soluciones a su problema, ninguna de las cuales implican un cuchillo flensing. Al mantener la cabeza fría sobre el tema, puede llegar a una solución viable que se espera que lo hacen feliz, y hacer que el tatuaje no le gustaba una broma o una historia divertida fiesta, en lugar de un tema delicado.

Antes de ahondar en las opciones disponibles para usted si no como un tatuaje, no hace daño recordar a los lectores a pensar con cuidado cuando se hace un tatuaje, evitando de este tema por completo. Cuando se considera un tatuaje, tómese el tiempo para reflexionar a fondo sobre si realmente te gusta el tatuaje, y si usted será feliz con él en 30 años. Busque un artista del tatuaje que le gusta y confianza, y trabajar juntos en un diseño que te guste tanto, teniendo en cuenta las cuestiones de diseño y colocación para asegurar que el tatuaje será perfecto. Si bien existen opciones a seguir cuando no como un tatuaje, es mejor hacerse un tatuaje te gusta, en primer lugar.

Hay una serie de razones para estar insatisfecho con un tatuaje. Algunas personas, por ejemplo, se hacen tatuajes, que son importantes para ellos y más tarde sufrir cambios de estilo de vida; tatuajes de pandillas son un ejemplo extremo de esos tatuajes. En otros casos, puede hacerse un tatuaje que se aplican mal, y estar contento con el resultado. La mayoría rara vez, las personas se ven obligadas a conseguir los tatuajes, en cuyo caso, la aversión por el tatuaje en cuestión es ciertamente comprensible.

Si no te gusta un tatuaje, ya que creo que es de mala calidad o que necesita el trabajo, usted debe volver a la tienda donde tienes el tatuaje. Aunque usted no lo desea, puede trabajar con el mismo artista, el personal de la tienda muchas veces trabajarán con usted para fijar el tatuaje de forma gratuita, como tiendas de tatuaje como para mantener felices a sus clientes. En algunos casos, un retoque suave resolverá el problema, mientras que en otros casos puede ser necesario considerar un encubrimiento del tatuaje. Si la tienda no le ofrece una indemnización de alguna manera, es posible que desee presentar una queja ante el Better Business Bureau o una organización similar.

Cuando no te gusta un tatuaje, ya que no ha envejecido bien, tienen pocas opciones. es la más fácil y menos costoso. Buscar un artista del tatuaje que trabaja en un estilo que le gusta y está dispuesto a hacer encubrimientos o modificaciones, y hablar con el artista acerca de sus opciones. Dependiendo del diseño y las tintas utilizadas, puede ser capaz de convertir un tatuaje odiado en un diseño nuevo y hermoso. Al diseñar una modificación o encubrimiento, tómese el tiempo para asegurarse de que usted realmente como para que no repetir la experiencia en 10 años.

El retiro del tatuaje es también una opción. El retiro del tatuaje se puede lograr de varias maneras, y la tecnología de eliminación de tatuajes está mejorando todo el tiempo. Si usted cree que es la mejor opción para usted, hable con la eliminación de varios expertos acerca de su tatuaje específica para encontrar el método que es el más apropiado para usted. Ex miembros de pandillas a menudo pueden recibir tratamientos de eliminación de tatuajes de forma gratuita, a través de organizaciones de la comunidad. Algunos artistas del tatuaje también lo hará en coverups ex miembros de pandillas de forma gratuita, por cierto.

Si usted es víctima de un tatuaje forzoso, el encubrimiento mismo y las opciones de eliminación de aplicación. Algunos artistas del tatuaje que donan su tiempo y habilidades para su causa la creación de un encubrimiento, y los fondos de compensación para las víctimas puede ayudarle a pagar por un encubrimiento o expulsión, dependiendo de sus sentimientos sobre el tatuaje. Es posible que también desee considerar una tercera opción: algunas de las víctimas del trabajo forzoso tatuaje cargarán con sus tatuajes con orgullo y como un comentario social, ya que muchos sobrevivientes del Holocausto, lo hizo.

Deja un comentario