¿Qué es un cepillo de uñas?

un es un pequeño cepillo rectangular que se destina para el uso en las . se hacen generalmente a corto, fuerte cerdas que puede mudar la suciedad que se ha acumulado en las uñas, alrededor de la uña, y por debajo de las uñas. puede ser utilizado a diario por personas que simplemente quieren mantener sus manos en busca tan limpio como sea posible. Sin embargo, son particularmente útiles para los que resulta que ensucian las manos en su trabajo o mientras trabajaba en oficios o aficiones.

cepillos de uñas se puede utilizar para ayudar a eliminar las manchas de la piel. Pueden ser especialmente útiles para las personas que trabajan en los motores de automóviles. Pintores y jardineros también puede utilizar cepillos de uñas para ayudar a limpiar sus uñas después de terminar su trabajo. Con el fin de eliminar las manchas difíciles o la suciedad de la piel, lo mejor es usar también jabón al lavado de las uñas con un cepillo de uñas. El jabón puede ayudar a sacar la suciedad de la piel.

Hay una serie de cremas y jabones que se han formulado específicamente para eliminar la suciedad y las manchas de la piel. Es útil usar estos productos cuando las manos se vuelven muy sucio. El uso de estos junto con un cepillo de uñas debe eliminar la mayoría, si no todas, de las manchas y la suciedad de la piel. Asegúrese también de utilizar el agua caliente que suavizar la piel y permiten una limpieza más a fondo.

Una de las desventajas de usar un cepillo de uñas, es que pueden dejar la piel más seca. Lavado de la piel alrededor y justo debajo de las uñas con la empresa de cerdas de un cepillo de uñas puede eliminar la humedad y aceites naturales de la piel. Con el fin de evitar la sequedad y agrietamiento de la piel, es bueno utilizar una crema hidratante a mano o una mano salve una vez que la piel y las uñas se han limpiado. Es especialmente importante la utilización de algún tipo de emolientes, si se limpian las uñas sobre una base diaria.

Con el fin de tratar las manos muy sucias, intente utilizar una crema hidratante o bálsamo antes de usar un cepillo de uñas. Primero, lávese las manos cuidadosamente con jabón y agua caliente. A continuación, aplicar un emoliente. Una vez que ha sido absorbido por la piel, comience a limpiar las manos con jabón y un cepillo de uñas. El emoliente ayudará a suavizar la suciedad y mugre que se ha incrustado en la piel, lo que permite un proceso de limpieza más fácil.

Deja un comentario