¿Qué es un operador?

Day traders son inversores que utilizan una estrategia que se refiere a menudo como dentro y fuera. Esencialmente, el comerciante del día se dedicará a una serie de operaciones que implican la compra y venta de la misma materia prima durante el mismo día de negociación. El objetivo del comerciante del día es tomar ventaja de un movimiento ascendente en el valor de una garantía dada por la compra justo antes de la ascensión comienza justo antes de la venta y los niveles de precios a cabo o comienza a disminuir.

Un día comerciante no tiende a concentrarse en cualquier tipo de posición a largo plazo. Es decir, las operaciones no se hacen con la intención de mantenerse en el activo adquirido por una cantidad considerable de tiempo. En cambio, un operador puede planificar la compra de valores a principios del día de negociación, a continuación, realizar cualquier tipo de aumento que generan hasta la tarde. Justo antes del día de negociación llega a su fin, el día comerciante vende de estos valores, y se prepara para participar en otra ronda del día de negociación del día hábil siguiente.

A diferencia de los operadores de valores que se inclinan más hacia la actividad de inversión a largo plazo, un operador tiene que permanecer en la cima del rendimiento del mercado de una manera en tiempo real. Si lo hace, le permite al comerciante a vender rápidamente fuera de cualquier garantía que no se ajustan a las expectativas y pasar a una oferta que está demostrando más potencial. Al final del día de negociación, el comerciante día tiene ningún tipo de posición establecida pendientes de prórroga al día siguiente. Cada día trae nuevos comerciales de un nuevo comienzo.

Cuando un operador posee una combinación de buenos instintos y la capacidad de leer adecuadamente los indicadores del mercado, la participación en este tipo de actividad comercial puede ser muy lucrativo. Como extra, el rápido y el enfoque que es inherente al día de negociación deja el comerciante del día aislado de todo tipo de eventos que pueden ocurrir durante la noche y tener un impacto en las condiciones del mercado en el comienzo de la cotización al día siguiente.

El operador mueve día a un ritmo que puede ser considerado como ruptura del cuello para cualquier que prefiere ir con participaciones a largo plazo. Además, algunos inversionistas pueden rehuir de días de comercio, simplemente por la cantidad de esfuerzo en el control de las condiciones actuales del mercado. Sin embargo, para un inversor que disfruta de la emoción de la caza y es capaz de dedicar tiempo suficiente a la compra y venta de opciones a un ritmo rápido, el comercio de día puede resultar en un crecimiento sustancial de la cuenta de efectivo.

Deja un comentario