¿Qué es una lámpara germicida?

Una lámpara germicida es una lámpara que tiene por objeto dañar a los organismos tales como bacterias, virus y hongos, para que no se pueden reproducir. La exposición a una luz germicida comúnmente hace que estos organismos estériles o puede matar a ellos, creando un medio ambiente más limpio. Este tipo de lámparas se utilizan en una serie de situaciones diferentes, de las instalaciones de investigación a las salas de operaciones. Están disponibles a través de proveedores de equipos médicos.

lámparas germicidas vienen en versiones de baja y media presión. En ambos casos, producen la luz en la zona ultravioleta del espectro. Esto rompe la luz el ADN en los organismos que entra en contacto con menoscabo de los organismos y esterilizarlos. Algunas lámparas germicidas también que el ozono, que puede ser utilizado en la purificación del agua o en sistemas en los que la esterilización es necesaria en áreas donde la luz no puede penetrar.

lámparas germicidas pueden ser utilizados en la calefacción y los sistemas de refrigeración para mantener el sistema libre de organismos que podrían enfermar a las personas, y también pueden ser utilizados como parte de un protocolo de control de la infección, y en las instalaciones donde los organismos potencialmente dañinos están presentes. Estas lámparas también se puede utilizar como parte de un procedimiento de esterilización. Los geólogos los usan para el estudio de fluorescencia en las muestras, al igual que algunos micólogos.

Hay algunas precauciones a tener en cuenta cuando se utiliza una lámpara germicida. La exposición a los rayos UV puede causar daño a la piel y los ojos, lo que es importante para proteger a dichas luces para minimizar la exposición de las personas en la zona donde se utiliza la lámpara. Colocación de señales de precaución también se puede aconsejar para que las personas son conscientes del peligro.

La eficacia de una lámpara germicida también se degrada con el tiempo. Es importante mantener limpia la lámpara siguiendo las instrucciones del fabricante, y sustituir la bombilla de una vez al año, o no se ha quemado. Algunas empresas venden monitores que pueden ser utilizados para determinar si una lámpara germicida sigue funcionando correctamente. El monitor puede estar relacionado con una alarma que alerta a alguien cuando la lámpara necesita mantenimiento o inspección.

Con una lámpara germicida no es la única manera de controlar la propagación de la infección. Estas lámparas son más eficaces cuando se combinan con otras técnicas, tales como el uso de filtros de aire y sistemas de agua, limpiar las superficies con desinfectante, y así sucesivamente. La combinación de métodos de control ofrece varias líneas de defensa, haciendo más difícil para los microorganismos para hacerse un hueco en el que no se quería.

Deja un comentario