¿Qué es un impuesto sobre el combustible Federal?

impuesto a los combustibles es un impuesto federal evaluado por un país en diferentes tipos de combustible. El impuesto puede variar dependiendo del país, tipo de combustible y el uso de combustible. A menudo la gente piensa de estos impuestos como pago por la venta de gasolina o diesel solo, pero casi cualquier tipo de combustible puede estar sujeto a un impuesto. Cantidad de dinero que se cobra es muy variable y la justificación de un país para la recaudación de un impuesto también varía.

Muchas veces el impuesto a los combustibles es esencialmente un impuesto de ventas. Una cierta cantidad de dinero que se cobra por galón. En lugares como los EE. UU. el impuesto sobre el combustible federal no puede ser el único impuesto cargos. Los Estados y en ocasiones incluso ciudades puede crear un impuesto sobre el combustible también. Esto puede aumentar significativamente los costos de combustible, ya que la contribución estatal a menudo excede el impuesto federal de alrededor de un quinto de un dólar de EE. UU. (USD). Impuestos se recogen en el punto de compra y de cada organismo de evaluación de un impuesto determina cómo usarlo. En el plano nacional en los EE. UU. , el impuesto sobre el combustible federal es en su mayoría invertidos en proyectos de transporte. Cada Estado puede determinar el propósito y el uso normal de los impuestos del Estado recaudados.

Recoger dinero para proyectos de transporte es sólo una de las razones por las que un país podría evaluar un impuesto a los combustibles. A veces los países quieren reducir el consumo de combustible. En estos casos se puede agregar un impuesto sobre el combustible mucho más federal para que la gente compra menos gasolina o combustible diesel. Esta estrategia podría ser más exitosa cuando la gente en un país no puede ir a otro país que tiene un impuesto mucho más bajos. Cuando un país es pequeño y rodeado de grandes países con impuestos más bajos, este escenario puede ser contraproducente y que promueve un mayor uso de combustible como la gente cruza las fronteras para comprar combustible a precios más bajos.

Cabe señalar también, que el impuesto sobre el combustible federal no se aplica siempre en todos los ámbitos y en cualquier circunstancia. Puede haber formas de evadir el impuesto si el trabajo principal es el transporte de mercancías (camiones). Los diferentes tipos de combustible pueden ser sometidos a una fiscalidad diferente, y los diferentes usos de combustible pueden estar sujetos a impuestos más altos o más bajos. Por ejemplo, el combustible utilizado para calentar los hogares o cualquier otra estructura, puede considerarse muy diferente de la del combustible utilizado para los vehículos. Los primeros no pueden ser gravados o pueden ser gravadas a un tipo inferior, y un impuesto federal sobre el combustible de combustible para el hogar, sería más probable que se invertirán en el mantenimiento de cosas como la potencia o líneas de gas.

Existe una gran variedad en los tipos de impuestos sobre el combustible federales que existen, ya veces estos impuestos puede ser devuelto o evitable. Los gobiernos pueden elegir la forma de gastar el dinero recogido, pero a menudo, el dinero va a algo relacionado con el uso de combustible. Impuesto sobre el combustible Federal no puede ser el único impuesto evaluado, y, a veces estados o provincias o ciudades pueden ser capaces de elevar el importe del impuesto. La mejor manera de averiguar lo que los impuestos sobre el combustible están en una ubicación actual es llamar a una junta de impuestos y pedir, esta información se puede encontrar en línea también.

Deja un comentario