¿Cuáles son algunas maneras de inducir el parto?

ideal sería que ninguna mujer que pasaba por no tiene que preocuparse por inducir el , sin embargo, este no es el caso. Diferentes maneras de inducir el se realiza de forma natural o con intervención de médico. Incluso las mujeres que dicen que les encanta estar embarazada, está listo para el nacimiento tenga lugar y la esperanza de la mano de obra para comenzar una vez que su bebé haya cumplido la edad de seguridad para la entrega, por lo general a las 38 semanas. Estas mujeres buscan formas naturales para ayudar a iniciar el proceso de , mientras que algunas mujeres necesitan de su ayuda profesional para ellos. Intervención del médico se produce normalmente cuando algún aspecto de la madre o la salud del niño está en riesgo.

Para los impaciente, irritable mujeres que sólo quieren su embarazo con más de modo que puedan cumplir con sus nuevas pequeño bulto de alegría, hay un varias maneras naturales para . A pesar de que un médico no tiene que realizar o estar presente cuando se intenta técnicas de inducción natural de la mano de obra, se recomienda siempre hablar de estos métodos con un médico antes de darles una oportunidad y natural de las técnicas de inducción no debe ser intentado antes de la 40 ª semana de embarazo. Una de las formas más comunes para es a pie. Paseos solicita la ayuda de la gravedad para mover al bebé en posición de parto, lo que podría producir la suficiente presión para inducir las contracciones y el ejercicio añadido es sólo un beneficio.

Otra de las maneras más populares para inducir el parto de forma natural es tener relaciones sexuales con su pareja. Contrariamente a la creencia popular, la mayoría de las mujeres que son de 40 semanas de embarazo no disfrutar del sexo, porque es incómodo y molesto. Independientemente, puede causar la inducción de éxito, porque el semen de un varón contiene prostaglandinas que pueden provocar contracciones en mujeres .

Una manera menos agradable para acelerar el proceso de trabajo se puede lograr por la ingesta de aceite de ricino. Una pequeña dosis de una a cuatro onzas (30 a 120 ml) hará que los intestinos al espasmo. Estos espasmos pueden provocar que el útero a un calambre que puede dar lugar a contracciones. Para disminuir el sabor horrible de aceite de ricino, puede ser mezclado con jugo de fruta o agua. Algunas mujeres también alegan que comer su comida picante favorito era el truco de magia que se induzca el parto para ellos, pero esta técnica es sólo para los valientes, ya que podría causar indigestión severa y provocar el vómito en vez de lugar de trabajo.

En el caso de que una mujer embarazada se convierte en un retraso de una a dos semanas, su médico lo más probable es inducir el parto. Los médicos pueden optar por inducir el parto antes de 41 semanas si el bebé se ha vuelto demasiado grande, si la madre ha recibido la preeclampsia, si hay problemas con la placenta o líquido amniótico, si la madre desarrolla una enfermedad crónica o aguda que ponga su vida o la vida del bebé está en peligro, o si el agua se ha roto y la mano de obra no ha comenzado por su cuenta. El primer paso del trabajo de parto inducido médico comienza con la colocación de unas pequeñas píldoras o la cantidad de gel que contiene prostaglandinas en el cuello del útero, a menudo denominada gelificantes el cuello del útero.

Si gelificantes el cuello del útero no funciona, una de las otras formas posibles para inducir el parto requiere de agotamiento o rotura de las membranas. Extracción de las membranas se realiza cuando el médico se separa manualmente el saco amniótico en el útero que libera prostaglandinas y puede ayudar a provocar las contracciones productivas. Ruptura de las membranas, comúnmente conocido como romper el agua, se hace cuando el médico inserta un gancho en la vagina de la mujer embarazada y se rompe el saco amniótico. En caso de que ninguna de las formas mencionadas para inducir el trabajo de trabajo, un médico le administrará por vía intravenosa una forma sintética de la oxitocina, llamada oxitocina, como paso final para inducir el parto antes de considerar una operación cesárea.

Deja un comentario