¿Qué es una caricatura política?

Una caricatura política es una ilustración que está diseñado para transmitir un mensaje social o político. Esta forma de arte se remonta a por lo menos el año 1500 en la cultura europea, y se considera una parte importante de la expresión visual en la mayor parte de Occidente. Las viñetas políticas son a menudo en las páginas editoriales de periódicos y revistas, y también a veces aparecen en la sección de tiras cómicas, ilustraciones o como autónomo: el artista británico Banksy, por ejemplo, ha producido obras que sin duda podría considerarse en las paredes, calles y edificios de todo el mundo.

Definición de una caricatura política es un poco complicado, como un montón de arte tiene un matiz político o social, ya que los artistas no funcionan en el vacío. en sí son un poco confuso, ya que el término caricatura puede referirse a una simple ilustración de un solo panel, o ejecutando una serie de tiras que narran una historia que continúa. Como regla general, los son dibujos de líneas simples, usualmente con un borde de humor, que puede ser subtitulada o izquierda sin título, según el gusto del artista. también están diseñados para funcionar en solitario como obras de arte, sin necesidad de orientación de un intérprete para ser entendido.

El objetivo de una caricatura política es enviar un mensaje claro, utilizando imágenes que le resultará familiar a todas las personas en una sociedad. Caricatura política depende en gran medida a la utilización de la caricatura y sencilla las imágenes visuales que son inmediatamente reconocibles para los lectores, con varios símbolos visuales de pie en los complejos conceptos políticos. Por ejemplo, en una caricatura política acerca de la contaminación, el artista podría utilizar un esquema de la Tierra de llorar, confiar a los lectores a entender que la caricatura se supone que debe reflejar el hecho de que la situación del medio ambiente es lo suficientemente grave para que incluso el planeta triste.

La ironía y la sátira son muy utilizados en las caricaturas políticas, y ninguna figura pública o un concepto que es sagrado. Presidentes en funciones, los funcionarios religiosos, reyes, dioses, e incluso el editor del mismo periódico se publicó la caricatura mayo aparecerá en una caricatura política. A veces, caricaturas políticas pueden llegar a ser muy controvertido, especialmente cuando se relacionan con cuestiones políticas con calefacción, o cuando el dibujo se desvía en la dirección de crudo, más que sutil.

En los países donde está protegida la libertad de prensa , esta protección se extiende a las caricaturas políticas, con dibujos animados que se está viendo como un modo viable de expresión personal. Incluso en estas naciones, caricaturas políticas pueden causar un alboroto, como en Dinamarca en 2005, cuando una serie de caricaturas políticas con el profeta Mahoma dio lugar a un clamor mundial. En las regiones donde esas libertades no se extienden, la gente puede tener problemas graves con una caricatura política, especialmente uno que satiriza el líder de una nación.

Una cosa interesante acerca de caricaturas políticas es la forma en gran medida se basan en la cultura pública y la lengua vernácula común. Examen de caricaturas políticas producidas en su propia sociedad 50 a 75 años a veces puede ser muy desconcertante, ya que las cifras y los símbolos pueden ser totalmente irreconocible, lo que la intención de la caricatura claro. En cuanto a caricaturas de otros países a veces pueden ser igualmente desconcertante, ya que estas cifras de referencia y actos públicos que sólo pueden ser realmente muy conocido en su país natal. Otras caricaturas políticas, como la historieta clásica americana con JP Morgan, sentado sobre montañas de dinero, son universalmente comprensibles, aunque la identidad de la parte superior de grasa-el hombre con sombrero no está claro.

Deja un comentario